Etiquetas

, , , ,


La pareja debe ser una gran ayuda para superar la ansiedad

La pareja debe ser una gran ayuda para superar la ansiedad

La ansiedad es algo que afecta de forma muy importante a la vida cotidiana del enfermo. Generalmente, porque la ansiedad no es el problema en si mismo, sino que es una manifestación de algo que es un poco más profundo.

Un médico especialista decía hace unas semanas en la prensa que “la ansiedad es siempre la gota que colma el vaso de algo que viene produciéndose”, y que “no es una tormenta de verano”.

El estrés, el ritmo de vida acelerado, los disgustos, la frustración, la angustia económica, la incertidumbre por el trabajo, etcétera, son algunos de los factores que, sumados uno tras otro, pueden desembocar en un transtorno de ansiedad.

Obviamente, tanto el estilo de vida como la ansiedad misma pueden tener mucho impacto sobre nuestra relación de pareja. Y esto por varias razones. Apuntamos aquí algunas, tan solo.

A nivel social, la persona estresada y que sufre ansiedad se encuentra, generalmente, menos dispuesta a relacionarse con otras personas, o nota que si lo hace, no está a gusto.

A nivel emotivo/afectivo, y  habida cuenta de que los sentimientos también requieren del uso intensivo de sustancias de nuestro cerebro (se generan endorfinas, etcétera), también puede pasar que el carácter cambie y se vuelva más arisco, y menos dado a la afectividad.

En el plano sexual, también es importante destacar que el estrés y la ansiedad no son buenos compañeros de una vida sexual plena.

Por todo ello, la ansiedad o sus detonantes pueden ser elementos que dificulten la relación de pareja.

Si, además, la pareja del enfermo no conoce previamente lo que es la ansiedad y lo que significa, puede encontrarse naturalmente extrañada por el continuo mal humor y malestar del enfermo.

Y, sin embargo, contar con el apoyo de la pareja y de cuantos nos rodean es algo tanto o más importante que la mejor de las medicinas para la ansiedad.

¡Qué gran oportunidad de superar la ansiedad podemos encontrar en el apoyo de nuestra pareja!

Por todo ello es fundamental que hagamos cosas tales como:

  • Hacer un esfuerzo y explicar a nuestra pareja qué sentimos cuando nos encontramos enfermos de ansiedad o padecemos ataques.
  • Mantener a nuestra pareja informada de lo que el médico nos haya dicho. Incluso, siempre que sea posible, pedir a la pareja que nos acompañe al médico
  • Pedir a la pareja que nos ayude a ser persistentes con el tratamiento recetado por el médico
  • Pedir al médico que nos dé información, escrita o verbal, sobre qué tenemos que decirle a nuestra pareja para que entienda nuestra enfermedad.

El enfermo tiene que entender que la ansiedad puede ser devastadora para el que la padece, pero también para quien vé cómo la padecen sus seres queridos. Y, por tanto, debemos hacer algo para que nuestra pareja deje de sentirse preocupada y pase a convertirse en una aliada más.

La pareja puede ser una inmejorable ayuda para superar la ansiedad.

Anuncios